Tarta de Cuajada y Nata sin Horno: Receta Fácil y Deliciosa

¿Te encanta la tarta de cuajada y nata, pero no quieres encender el horno en pleno verano? ¡Tenemos la solución perfecta para ti! En este artículo te enseñaremos a preparar una deliciosa tarta de cuajada y nata sin necesidad de utilizar el horno. ¡Sigue leyendo y descubre todos los detalles!

Tarta de cuajada y nata sin horno

Ingredientes:

Para la base:

  • 150 gramos de galletas
  • 75 gramos de mantequilla

Para el relleno:

  • 500 gramos de queso de cuajada
  • 500 ml de nata para montar
  • 150 gramos de azúcar
  • 5 hojas de gelatina neutra

Preparación:

Para la base:

  1. Triturar las galletas hasta que queden en polvo.
  2. Añadir la mantequilla derretida y mezclar bien.
  3. Forrar la base de un molde desmontable con esta mezcla y presionar para que quede compacta.

Para el relleno:

  1. Hidratar las hojas de gelatina en agua fría durante unos 10 minutos.
  2. Calentar la nata en un cazo y añadir el azúcar. Remover bien.
  3. Añadir el queso de cuajada y mezclar hasta que quede homogéneo.
  4. Escurrir las hojas de gelatina y añadir a la mezcla anterior. Remover bien.
  5. Verter la mezcla sobre la base de galleta y alisar bien con una espátula.
  6. Dejar enfriar en la nevera durante al menos 6 horas.

Presentación:

Servir la tarta de cuajada y nata sin horno bien fría y si se desea, decorar con frutas frescas o un poco de chocolate rallado.

¿Cómo preparar una deliciosa tarta de nata y cuajada?

Para preparar una deliciosa tarta de nata y cuajada sin horno necesitarás los siguientes ingredientes:

– 500 ml de nata para montar

– 1 sobre de cuajada en polvo

– 150 gramos de azúcar

– 200 gramos de galletas tipo María

– 100 gramos de mantequilla

– 500 ml de leche

Para comenzar, tritura las galletas hasta que queden reducidas a polvo fino. Derrite la mantequilla y mezcla con las galletas trituradas. Forra la base de un molde desmontable con esta mezcla y presiona con una cuchara para que quede compacta.

En un cazo, mezcla la nata, la cuajada en polvo, el azúcar y la leche. Pon a calentar a fuego medio y remueve sin parar hasta que hierva. Una vez que hierva, retira del fuego y vierte la mezcla en el molde con la base de galleta.

Deja enfriar a temperatura ambiente y después mete en la nevera durante al menos 4 horas para que cuaje bien la tarta de nata y cuajada. Pasado este tiempo, desmolda la tarta y decora al gusto con frutas, chocolate o cualquier otro ingrediente que prefieras.

¡Y listo! Ya tienes una deliciosa tarta de cuajada y nata sin horno lista para disfrutar.

¿Cómo hacer una deliciosa tarta de cuajada y galletas?

Para hacer una deliciosa tarta de cuajada y galletas sin horno necesitarás los siguientes ingredientes:

– 400 gramos de galletas tipo María

– 125 gramos de mantequilla

– 500 ml de nata para montar (35% de materia grasa)

– 500 gramos de queso tipo Philadelphia

– 200 ml de leche entera

– 2 sobres de cuajada

– 150 gramos de azúcar

Primero, tritura las galletas hasta que se conviertan en polvo y mézclalas con la mantequilla derretida. Cubre la base de un molde desmontable con la mezcla y presiona bien con una cuchara para que quede compacta. Deja enfriar en la nevera durante 30 minutos.

Mientras tanto, en un cazo, mezcla la nata, el queso, la leche, la cuajada y el azúcar. Remueve bien con una varilla hasta que se integren todos los ingredientes. Calienta a fuego medio sin parar de remover hasta que la mezcla empiece a hervir.

Vierte la mezcla sobre la base de galletas y deja enfriar a temperatura ambiente. Una vez que esté a temperatura ambiente, colócala en la nevera durante al menos 4 horas para que cuaje.

Desmolda la tarta y decora al gusto con frutas frescas o sirope de chocolate. ¡Y ya está lista para disfrutar!

¿Cómo preparar una deliciosa tarta de queso con cuajada y nata?

Para preparar una deliciosa tarta de cuajada y nata sin horno, necesitarás los siguientes ingredientes:

– 200 gramos de galletas Digestive

– 100 gramos de mantequilla

– 500 gramos de queso crema

– 200 gramos de nata para montar

– 1 sobre de cuajada en polvo

– 100 gramos de azúcar

– 100 ml de leche

En primer lugar, tritura las galletas hasta que queden en pequeñas migas. Derrite la mantequilla en el microondas y mezcla con las galletas trituradas. Coloca esta mezcla en el fondo de un molde desmontable y presiona con una cuchara para que quede compacta. Mete el molde en el frigorífico para que se endurezca mientras preparas el resto de la tarta.

En un bol, bate el queso crema con el azúcar hasta que quede suave y sin grumos. En otro bol, mezcla la cuajada con la leche y remueve hasta que se disuelva por completo.

Calienta la nata en un cazo a fuego medio y ve añadiendo la mezcla de cuajada y leche poco a poco, removiendo constantemente hasta que empiece a hervir. Retira del fuego y añade esta mezcla al bol del queso crema, removiendo con una varilla hasta que esté todo bien integrado.

Saca el molde del frigorífico y vierte la mezcla encima de la base de galletas. Alisa la superficie con una cuchara y vuelve a meter en el frigorífico para que se cuaje durante al menos 4 horas.

Antes de servir, puedes decorar la tarta con frutas frescas, si lo deseas. ¡Disfruta de esta deliciosa tarta de cuajada y nata sin horno!

¿Cómo hacer una deliciosa tarta de queso sin horno usando cuajada?

Para hacer una deliciosa tarta de cuajada y nata sin horno usando cuajada, necesitarás los siguientes ingredientes:

– 500 g de queso crema

– 2 sobres de cuajada

– 500 ml de nata para montar

– 200 g de azúcar

– 200 ml de leche

– Galletas tipo Digestive

– 100 g de mantequilla

Para empezar, tritura las galletas y derrite la mantequilla en el microondas. Mezcla las galletas con la mantequilla derretida y coloca esta mezcla en la base de un molde desmontable, presionando bien para que quede compacto. Luego, en un cazo, calienta la leche, la nata, el queso crema y el azúcar, removiendo continuamente hasta que se mezclen bien todos los ingredientes.

Añade los sobres de cuajada y sigue removiendo durante unos minutos hasta que la mezcla espese. Vierte la mezcla resultante en el molde con la base de galleta y deja enfriar durante al menos 4 horas o hasta que la tarta cuaje y tenga una consistencia firme.

Una vez que la tarta esté lista, decórala con frutas, sirope o nata montada al gusto. ¡Disfruta de esta deliciosa tarta de cuajada y nata sin horno!

La tarta de cuajada y nata sin horno es una deliciosa opción para aquellos que buscan un postre fácil de preparar y refrescante para los días de calor. Con ingredientes simples y una preparación sencilla, esta tarta se convierte en un éxito garantizado en cualquier ocasión. No dudes en probarla y sorprender a tus invitados con su suave y cremosa textura. ¡Disfruta de esta irresistible opción sin tener que encender el horno!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.